Como hacer un análisis del entorno de una empresa

Published by xaviergarcia on

Como hacer un análisis del entorno de una empresa

No cabe la menor duda de que un análisis del entorno de la empresa es una acción imprescindible para todo aquel que desee instalar una compañía en un determinado territorio.

Es por eso por lo que es vital conocer cuáles son los factores que requieren una exhaustiva investigación para poder tener todo más o menos controlado en el momento de instalar una empresa.

En este sentido, está claro que a ningún emprendedor le gusta perder tiempo y dinero y, por esta razón, es necesario llevar a cabo un análisis que abarque todos los aspectos internos y externos.

Probablemente, haya algunos puntos que te parezcan obvios, como así también otros te parecerán extraños y hasta innecesarios.

Pero la realidad es que todos estos aspectos son muy importantes para el desarrollo de tu compañía, por lo que es fundamental atenderlos.

En definitiva, realizar un análisis riguroso del sector es clave para identificar tu ventaja competitiva, reconocer a tus clientes potenciales y desarrollar las estrategias empresariales necesarias para que el producto o servicio que ofreces tenga éxito en el mercado.

Dividiremos la investigación en dos partes: una que abarque todos los factores externos y otra en la que se abordarán las cuestiones internas que permiten el funcionamiento de una empresa.

Análisis del macroentorno

Los expertos definen esta parte del análisis como todas aquellas cuestiones que no pueden ser controlados por la empresa y su entorno.

Para llevar a cabo la investigación sobre los factores económicos, los especialistas proponen el reconocido modelo PESTEL.

Este sistema pone énfasis en todas las cuestiones exteriores importantes, como lo son los factores de análisis, medioambientales, económicos, sociales, tecnológicos, políticos y legales.

Análisis político

Este análisis hace alusión a la situación política actual, y lo que se espera a futuro, de la región en donde quieres instalar tu empresa.

La investigación debe tener en cuenta, entre otras cosas, la estabilidad democrática del país, el tipo de gobierno y el estado de la economía para saber si la inversión que intentas hacer va a ser rentable o no.

Por ejemplo, un país con altísima inflación y una democracia debilitada no es una buena región para montar un negocio.

Análisis económico

Este es, sin duda, uno de los puntos más importantes del esquema PESTEL, que muchas veces define si el negocio puede tener la oportunidad de ser exitoso o no.

El análisis debe responder, con creces, todos los aspectos que rodean la situación económica del país o región en donde se va a montar la empresa o emprendimiento.

En este sentido, la investigación tiene que poner de manifiesto cuestiones como la política de créditos, el nivel de alza de precios, la relación oferta/demanda y el índice de confianza, entre otras.

Análisis social

Aquí, se pone el énfasis en la cuestión social y se tienen en cuenta los comportamientos de una determinada sociedad hacia el producto o servicio que buscas ofrecer.

Se abordan situaciones como la configuración del hogar de tu tarjeta de clientes, la relación con tu producto y la edad de quienes lo consumen, entre otros.

Análisis tecnológico

Esta investigación debe tener en cuenta un informe detallado sobre las novedades tecnológicas que pueden influir, para bien o para mal, en tu mercado.

Esta parte del esquema PESTEL es clave también, debido a que, en la actualidad, este es un factor determinante para todo tipo de negocio, incluso para los más tradicionales.

Por ejemplo, es fundamental en la actualidad estar atentos a las redes sociales, ya que es un gran captador de clientes.

Análisis medioambiental

En este ítem del análisis del entorno específico exterior de la empresa se investigan los factores climáticos que pueden perjudicar a tu negocio.

En este sentido, si vas a instalar tu empresa en una zona que puede sufrir alguna catástrofe natural, es bueno saberlo con anticipación.

Análisis legal

Sin lugar a duda, es muy importante estar atentos a las particularidades jurídicas, fiscales y legales del entorno de empresa en el que se va a desarrollar tu empresa.

De esta manera, por ejemplo, vas a evitar sufrir el cobro de alguna multa por el desconocimiento de alguna ley.

Al mismo tiempo, es imprescindible también estar atentos a futuros cambios en las normativas, ya que suelen modificarse cada cierto tiempo.

Análisis del microentorno

Una vez finalizado el análisis de los factores externos, es imprescindible poner el foco en los aspectos internos de tu empresa.

En este punto, se pone el énfasis en todas las cuestiones a la que tenemos que prestar atención y que, en la gran mayoría de los casos, podemos solucionar o corregir.

Competencia

Sin lugar a duda, la competencia es un factor que siempre hay que tener en cuenta en un análisis empresarial interno.

En este sentido, es fundamental estar atentos tanto a los potenciales, como a los actuales.

Competencias potenciales

En esta parte del análisis de la competencia, se pone énfasis en aquellas empresas del mismo sector que pueden llegar a instalarse.

Cuando existe una amenaza elevada de nuevos competidores, esto significa que, en un plazo determinado, van a estar instaladas.

Hay dos factores a los que se le presta atención en este momento de la investigación: la reacción de los competidores existentes y la existencia o no de barreras de entrada.

El primer aspecto hace alusión a las acciones que se pueden llevar a cabo para “espantar” a la nueva compañía, como una baja en los precios, una intensificación de la publicidad o la incorporación de nuevos productos.

Por su parte, la existencia de barreras de entrada hace referencia a los obstáculos que deben superar las empresas que no operan en un determinado sector y desean hacerlo.

Algunos ejemplos pueden ser la dificultad para acceder a los canales de distribución o a los clientes, la elevada inversión inicial o las normativas vigentes.

Competencia actual

Aquí se evalúa la rivalidad con los competidores actuales, que ya están instalados en el sector y se busca forma de sacarles una ventaja.

En términos generales, cuando la pelea con los adversarios es muy elevada, aparecen las oportunidades para mejorar la posición.

En estos casos, una de las medidas más comunes que se llevan a cabo es la reducción de costes y precios, incrementando la brecha entre el producto y el servicio.

El grado de rivalidad entre los competidores depende de varios aspectos. Por ejemplo, si existen pocas empresas, será la más grande la que ponga las reglas de juego.

A su vez, cuando ocurre un crecimiento del sector industrial al que nos dedicamos, suele pasar que todas las compañías pueden mejorar.

Al mismo tiempo, puede ocurrir que el grado de diferenciación entre el producto y servicio con la competencia sea muy marcado y, entonces, la rivalidad no sea grande.

Por último, otro factor que forma parte del análisis de la competencia, son los costos fijos de la actividad. Cuantos más elevados sean, mayor será la necesidad de trabajar a plena capacidad y, en consecuencia, la rivalidad será mucho más importante.

Productos sustitutivos

En este aspecto del análisis interno de una empresa, el foco está puesto en las tecnologías alternativas que puedan cubrir las mismas o similares necesidades.

En este sentido, si la amenaza es elevada, significa que la compañía puede ver afectados sus beneficios, ya que el sustituto limita el precio al sector al que vende su producto.

Esta posible amenaza va a depender de dos factores: el grado de sustitución y la relatividad de los precios.

En el caso del primero, si el sustituto cubre perfectamente las necesidades del producto, la amenaza será mayor para la compañía.

Por su parte, en lo que respecta a los precios, si el costo es realmente bajo, el grado de amenaza para tu empresa será más elevado.

Proveedores

En este apartado del análisis interno de una empresa, se evalúan las posibilidades de que los proveedores puedan fijar las reglas del juego en su relación con la compañía.

Cuando existe un elevado poder de negociación, significa que los proveedores son más permeables a modificar las condiciones de venta de sus productos o servicios, cuyos beneficios para la empresa pueden ser mayores o menores, dependiendo de cada caso.

La modificación de las condiciones de venta por parte de los proveedores se debe a varios factores, por lo que es difícil establecer, en términos generales, si es benéfico o no para una determinada empresa.

Algunos de los aspectos que influyen en el poder de negociación son: números de proveedores y su grado de concentración, el grado de diferenciación entre productos y servicios, la existencia de productos sustitutivos y la relevancia que tenga la empresa para el sector.

CONTENIDO RELACIONADO
5 Factores clave para controlar tu negocio

Los 5 factores clave de tu negocio Gracias a la experiencia y al haber compartido diferentes proyectos en sectores diversos, el equipo de MANPAT Consulting ha diseñado esta #manpatpills para…

Análisis Económico Financiero de una Empresa

Análisis económico financiero de una empresa El análisis económico-financiero es la investigación que diagnostica la capacidad que tiene la firma de generar beneficios y atender adecuadamente cuestiones trascendentales para el…

Categories: BLOG