Análisis Económico Financiero de una Empresa

Published by xaviergarcia on

Análisis económico financiero de una empresa

El análisis económico-financiero es la investigación que diagnostica la capacidad que tiene la firma de generar beneficios y atender adecuadamente cuestiones trascendentales para el futuro de la compañía.

Precisamente, con un análisis de este tipo, se toman decisiones clave para la empresa, sobre cómo se les puede hacer frente a los compromisos de pago o cómo mejorar algunas cuestiones financieras para que la empresa mejore.

En suma, esta investigación es trascendental para realizar un balance económico certero y poder observar la viabilidad de la compañía en el futuro.

Por esta razón, es un punto clave cuando realizamos un análisis interno de la empresa, debido a que sus resultados son muy importantes para el porvenir.

Para lograr un resultado que refleje el estado actual de la compañía, esta investigación suele dividirse en dos partes.

➤ La primera abarca la situación económica del balance de la empresa y tiene, como objetivo principal, medir la rentabilidad económica y financiera.

Por su parte, el análisis financiero del Balance estudia la rentabilidad financiera, su estructura y solvencia.

➤ Al mismo tiempo, el director de la empresa puede completar la investigación de la rentabilidad con ratios que miden el riesgo para la empresa.

Por si no lo sabes, las ratios son coeficientes que proporcionan unidades contables y financieras de medida y comparación, mediante los cuales, se permite analizar el estado actual de una empresa.

En otras palabras, permiten obtener números fiables y certeros, conociendo el riesgo económico y financiero al que se enfrente la empresa.

Estados financieros

Los estados financieros o estados contables son herramientas fundamentales para la gestión y administración económica y financiera de una determinada empresa.

Con su análisis, junto al de la contabilidad analítica, los altos directivos van a poder tomar decisiones vitales para el crecimiento y la financiación de la actividad empresarial, gracias a los resultados de los análisis de la información que presentan los estados financieros.

Antes de meterse de lleno en el análisis económico y financiero, es imprescindible tener en cuenta que haya equilibrio patrimonial en la relación entre activo y pasivo.

Es que, una vez definido el Balance, se van a establecer los ratios financieros necesarios para afrontar las investigaciones económicas y financieras.

Análisis económico del Balance

Este análisis de balance pone el foco en la rentabilidad económica o rendimiento de los activos de la empresa (sin considerar cómo ha sido financiada esa inversión en activos).

Por esta razón, considera el BAIT (o Beneficio Antes de Intereses e Impuestos) respecto al Activo Total. La empresa ha de aspirar a que este resultado sea lo más alto posible.

Al mismo tiempo, la rentabilidad financiera y económica depende, a su vez, de dos rentabilidades: la comercial y la rotación de activos.

La rentabilidad comercial indica el beneficio obtenido por cada euro vendido (o unidad de medida correspondiente). En otras palabras, mide la eficacia cooperativa.

Por su parte, la rotación de activos señala el número de euros vendidos (o la unidad que corresponda) por cada euro invertido en activos.

En este sentido, la rotación mide la eficiencia relativa con la que una empresa usa sus activos para generar ingresos, y en qué medida es capaz dicha empresa de obtener el máximo de ventas con la menor inversión posible.

En este punto, puede analizarse también la rotación de Activos Fijos, con el objetivo de estudiar a los que son improductivos.

También se puede investigar la rotación del Activo Circulante o del Activo Corriente, que mide la eficiencia con que la empresa utiliza los elementos que forman parte del ciclo de explotación en el con el corto plazo.

Específicamente, estos elementos que se analizan en este punto son: las existencias, los créditos por operaciones de venta y la tesorería, con los que se realizan también las ratios de rotación correspondientes.

Por último, el riesgo económico es la ratio que mide la variabilidad de los beneficios de la empresa (sin tener en cuenta la financiación).

Esta investigación se lleva a cabo a través del estudio del apalancamiento operativo o económico y del punto muerto operativo.

Análisis financiero del Balance

La rentabilidad financiera del Balance mide, en primer lugar, el retorno sobre el capital invertido, considerando al Beneficio Después del Impuesto (BDT). Por supuesto, cuánto más alto sea el retorno, mejor será para la empresa.

En este punto, las ratios relativos al riesgo se agrupan en función de varios aspectos relevantes de la compañía.

➤ En primer lugar, la estructura de financiación de la empresa, que hace alusión a la composición del capital y a los recursos obtenidos y generados. Aquí se pueden distinguir dos ratios:

En este sentido, la ratio de endeudamiento mide la proporción entre los recursos propios de la compañía y los ajenos.

➤ La otra ratio que se tiene en cuenta es la calidad de la deuda, que mide en detalle lo que representa la deuda cortoplacista con respecto al total de la deuda que tenga la empresa.

De esta manera, en esta parte del análisis financiero del Balance de una compañía, puede establecerse con claridad el monto de deuda que una empresa debe abonar.

➤ Otro aspecto importante que se aborda en esta parte de la investigación es la solvencia o capacidad de la empresa de hacer frente con sus activos a las deudas contraídas con terceros.

➤ Aquí, hay un conjunto de ratios que miden la capacidad de la empresa de poder pagar sus obligaciones a corto plazo.

➤ A su vez, hay ratios financieras que comparan el Activo Corriente con el Pasivo Corriente, conocidos como ratio de liquidez o circulante.

➤ Por último, se mide la capacidad de la compañía para afrontar sus obligaciones con recursos líquidos, es decir, con dinero en efectivo. Este es la ratio de tesorería.

De todas maneras, todos estos indicadores no dan una visión dinámica, por lo que es necesario complementarlos con investigaciones de los períodos de cobro y de pago.

El último aspecto rutilante del análisis financiero del Balance es la ratio de cobertura, que mide si los activos de la empresa cubren toda su estructura financiera.

Para obtener estos resultados bien en detalle, se relaciona el Beneficio Antes de Intereses Impuestos (conocido como BAIT) con el total de los reembolsos por la carga financiera.

Al mismo tiempo, esta tarea puede llevarse a cabo también teniendo en cuenta solo los intereses del impuesto.

En conclusión, el análisis financiero de una empresa tiene que escoger, necesariamente, las ratios que más le interesan en función de sus propios intereses y del equilibrio que la empresa tenga respecto a los activos y pasivos.

En este punto, los expertos recomiendan no manejar más de 15 ratios para no entorpecer la investigación y que los resultados sean certeros y detallados.

Ventajas del análisis económico-financiero

Sin lugar a duda, los beneficios de un análisis económico-financiero son múltiples para una empresa, por lo que es vital que los números sean precisos.

En términos generales, para los dueños de pequeñas, medianas y grandes empresas, una investigación de este tipo les permite saber si su compañía es viable en el futuro.

Para eso, es clave conocer, en detalle, cómo y para qué se están utilizando cada uno de los recursos de la empresa.

Si los números cierran, la empresa está bien administrada. Caso contrario, habrá que hacer ajustes para que su futuro no esté comprometido.

CONTENIDO RELACIONADO
5 Factores clave para controlar tu negocio

Los 5 factores clave de tu negocio Gracias a la experiencia y al haber compartido diferentes proyectos en sectores diversos, el equipo de MANPAT Consulting ha diseñado esta #manpatpills para…

Categories: PILLS