En estos últimos años hemos visto como el rol del director financiero ha sufrido una metamorfosis muy importante. Se ha convertido en la pieza clave para impulsar la transformación digital y ser el facilitador del intercambio de información entre diferentes departamentos. 

 

Hoy en día el CFO no solo debe tener en cuenta los números, sino que debe involucrarse en el proceso de digitalización global de la organización y no contentarse con el mero hecho de calcular el beneficio empresarial.

“El futuro de las finanzas abarca la transformación de personas, procesos y sistemas”. Manel Montero – Interim Manager Financiero

EL RETO DE LA TRANSFORMACIÓN DIGITAL EN LA EMPRESAS

 

Según estudio Perspectivas España 2021 de KPMG ESPAÑA, la digitalización se sitúa como el principal reto al que deberán hacer frente las empresas para adaptarse a la nueva realidad. El 68% de las compañías encuestadas en este informe así lo considera y el 63% tiene previsto invertir en herramientas tecnológicas.


Las compañías digitalizadas han mostrado una mayor resiliencia siempre, pero aún más durante la pandemia causada por el virus COVID-19. La transformación digital se ha convertido en la principal prioridad estratégica para el empresariado.

EL ROL DE DIRECTOR FINANCIERO: LA TRANSFORMACIÓN DIGITAL

 

El director financiero no solo es un actor fundamental para el desarrollo de las organizaciones, sino que ahora, debe ser prescriptor de aplicar iniciativas digitales en la estrategia empresarial.

Su labor es muy importante en un entorno tan competitivo, variable e incierto.

 

“Debemos entender cómo aplicar la tecnología, pero también debemos conocer cuales son los valores empresariales de la organización para maximizar el valor de la implementación” Manel Montero – Interim Manager Financiero

El papel de director financiero en las iniciativas de la transformación digital es fundamental por 5 razones:

1. La transformación digital exitosa se basa en los datos.

 

El director financiero es la persona que aglutina más datos relevantes. Debe controlar los datos externos, los internos, el histórico y los de los diferentes departamentos. Pero no es suficiente tener, compartir y consultar los datos; debe analizarse en tiempo real y manipularlos, para automatizar los procesos digitalmente y poder anticiparnos a las variaciones del mercado.

 

“Debe abordar la evolución del negocio para generar valor y asegurar el crecimiento de ésta”

 

2. Con la gestión del riesgo debe aumentar la seguridad.

 

Por el gran volumen de datos que conlleva un director financiero, el  control del riesgo empresarial es, quizás, el más crítico. La administración de la empresa debe tener en cuenta los riesgos que la rodean en forma de privacidad de datos, ciberseguridad, cumplimiento normativo y otras áreas. 

 

No hay otro ejecutivo que pueda caminar por la cuerda floja de riesgo-recompensa tan bien, o con tanta precisión como el director financiero.

3. La digitalización exige estar centralizada.

 

El director financiero tiene la mejor visión holística a nivel empresarial. Las iniciativas de transformación digital suelen estar divididas en diferentes unidades de negocio. Esto puede dar lugar a esa falta de conexión entre las diferentes áreas, por lo que será necesario alinearse con una estrategia empresarial centralizada. 

El departamento financiero es el catalizador transversal, buscador de eficiencias, para introducirlas en los diferentes departamentos de la compañía.

4.  La transformación digital requiere tiempo. 

 

El director financiero se asegura de que el cronograma esté dentro del período de espera. La mayoría de los proyectos de transformación llevan meses y, a menudo, años. El papel del CFO es ayudar a calcular una estrategia de retorno de la inversión digital en la que las iniciativas más grandes se dividan en objetivos SMART (específicos, medibles, alcanzables, relevantes y  a tiempo). 

Uno de los cálculos más complicados de los CFO, es calcular el retorno de la inversión realizada en herramientas y tecnologías digitales.

 

5. El camino hacia la transformación de procesos pasa por las finanzas.

 

El director financiero es el principal arquitecto e impulsor de la transformación digital. Sin su participación y orientación, sería una hazaña imposible de conseguir. De hecho, no hay muchos departamentos dentro de la empresa tan maduros para adoptar la digitalización como las finanzas. 

 

El papel del CFO como motor de la digitalización se extiende más allá de su importancia para la transformación financiera exitosa

 

“Como CFO externo, pienso en el retorno de la inversión, pero también pienso en cómo la organización, puede maximizar y aprovechar los datos que estamos digitalizando” Manel Montero – Interim Manager Financiero